Descripción

Curso láser de superación y desarrollo personal.
Nuevo formato sistémico, actualizado y renovado.

14/11/18

52. Busca tus puntos fuertes

Es importante que te comprometas a encontrar tu zona de fortaleza y te esfuerzas por mantenerte allí.

Puede ser que al principio, al igual que muchos líderes, intentes hacer muchas cosas diferentes para descubrir lo que realmente puedes hacer bien. Puede suceder también que las expectativas que tengan otras personas sobre lo que hagas, no vayas de acuerdo con tus puntos fuertes. O que tus responsabilidades y obligaciones a veces requieran que realices tareas en las cuales no poseas ningún talento o habilidad. Y por todo ello, puede ser que resulte que no seas realmente eficaz.

Con el tiempo te iras acomodando, encontrarás tu zona de fortaleza y podrás reclutar y desarrollar a otras personas para compensar tus debilidades.

Si tú eres un líder joven y todavía no estás seguro de cuáles son tus puntos fuertes, no te desanimes. Sé paciente y sigue esforzándote. John C. Maxwell dice que: sin importar si estás comenzando o si ya estás en la cima de tu carrera, entre más te esfuerces en tu zona de fortaleza, más exitoso serás.


Entrénate como Coach Sistémico y eleva tu nivel de desarrollo personal y profesional.



19/5/18

51. Enfocar tiempo y energía

Para lograr nuestro potencial es necesario entrar a nuestra zona de fortaleza.

¿Puedes recordar la primera lección que aprendiste sobre liderazgo? Recuerdo que mi padre me hablaba sobre el servicio a otros. "Lo que sea que hagas, hazlo bien, comprométete, cumple tu promesa, disfrútalo y sé servicial con los demás", me decía. Mi padre me invitaba a que trabajara sobre mi fortaleza y la desarrollara.

J. C. Maxwell comenta que su padre le decía a él y sus hermanos "Descubre lo que puedes haces bien y sigue haciéndolo".

Cuando te desenvuelves dentro de tu zona de fortaleza y enfocas tu tiempo y energía desde allí, surge tu liderazgo de manera natural y te conviertes en una inspiración de grandeza para los demás.


Entrénate como Coach Sistémico y eleva tu nivel de desarrollo personal y profesional.





31/1/18

50. Directrices en la relación con un Mentor

Cuando encuentres una persona que te guíe como mentor, utiliza estas directrices para mantener una relación positiva con ella:

1. ACLARA SU NIVEL DE EXPECTATIVAS.
Por lo general, el objetivo de tener un mentor es progresar, no llegar a la perfección. Quizás sólo pocas personas pueden ser verdaderamente excelentes, pero todos nosotros podemos mejorar.

2. ACEPTA UNA POSICIÓN DE APRENDIZAJE SUBORDINADA.
No dejes que tu ego se entrometa en tu aprendizaje. Tratar de impresionar al mentor con tu conocimiento o habilidad creará una barrera mental entre tú y él. Eso evitará que recibas lo que él te da.

3. RESPETA A TU MENTOR, PERO NO LO IDOLATRES.
El respeto nos permite aceptar lo que el mentor nos enseña. Hacer del mentor un ídolo te quita la habilidad de ser objetivo y crítico, facultades que necesita para adaptarse al conocimiento y la experiencia del mentor.

4. PON EN PRÁCTICA INMEDIATAMENTE LO QUE ESTÁS APRENDIENDO.
En las mejores relaciones con mentores, lo que se aprende se enfoca rápidamente con claridad. Aprende, practica y asimila.

5. SÉ DISCIPLINADO PARA RELACIONARTE CON TU MENTOR
Dedica bastante tiempo y se constante, selecciona el tema con anticipación y estudia para hacer que las sesiones sean productivas.

6. GRATIFICA A TU MENTOR CON TU PROPIO PROGRESO.
Si muestras aprecio pero no logras ningún progreso, el mentor considerará eso como un fracaso. Tu progreso es la mejor gratificación que puedes darle. Esfuérzate por crecer, y luego comunica ese progreso.

7. NO AMENACES CON RENDIRTE.
Hazle saber a tu mentor que has tomado la decisión de progresar y que tú eres una persona persistente, un triunfador determinado. Así sabrá él que no está perdiendo su tiempo. No hay sustituto para tu propio crecimiento personal. Si no estás recibiendo ni creciendo, no podrás dar nada a las personas que estás tratando de desarrollar y cuidar.


Entrénate como Coach Sistémico y eleva tu nivel de desarrollo personal y profesional.


18/11/17

49. Orientaciones para elegir un mentor

Si en verdad quieres contar con un mentor, a continuación encontrarás seis preguntas que te pueden orientar en este proceso:

1. ¿MERECE UN SEGUIDOR LA VIDA DE ESTA PERSONA? Es importante no tener un ejemplo de mal carácter.

2. ¿TIENE SEGUIDORES LA VIDA DE ESTE MODELO? Se quiere una persona en quien se puede creer.

3. ¿CUÁL ES LA CUALIDAD PRINCIPAL QUE INFLUYE A LOS DEMÁS PARA QUE SIGAN A ESE MODELO? Observar lo que tiene que ofrecer este modelo, su mejor característica, sus debilidades.

4. ¿PRODUCE ESE MODELO OTROS LÍDERES? Ver si coinciden las prioridades de ese modelo con las propias.

5 ¿SE PUEDE REPRODUCIR EN MI VIDA LA CUALIDAD DE ESE MODELO? Buscar modelos apropiados, pero siempre esfuérzate por mejorar.

6. SI LA CUALIDAD DE ESE EJEMPLO SE PUEDE REPRODUCIR EN MI VIDA, ¿QUÉ PASOS DEBO TOMAR PARA DESARROLLAR Y DEMOSTRAR ESA FORTALEZA? Debes desarrollar un plan de acción. En caso contrario, sólo estarás haciendo un ejercicio mental.

Aunque puedes elegir a un mentor a nivel nacional o de la historia, lo mejor es contar con un mentor personal, que sea totalmente accesible para ti.

Responde por escrito las preguntas anteriores.
¿Qué debe incluir tu plan de acción?
¿Cuáles son las tres primeras actividades?


Entrénate como Coach Sistémico y eleva tu nivel de desarrollo personal y profesional.